DIARIO DE UN CAMBIO

Dos semanas sin coche ( esta en el taller ), y sigo yendo a trabajar con mi bicicleta. Al principio tengo que reconocer que me costó, pero ahora que hemos hecho un poco de piernas tengo que admitir que estoy totalmente enganchado a la máquina de las dos ruedas sin motor. Vale, Madrid no es una ciudad preparada para ir en Bicicleta pero tengo la suerte que vivo relativamente cerca de mi trabajo ( 3km) y lo aconsejo a todo el que se quiera apuntar a la marcha limpia.

Responder

*

captcha *