DECRECIMIENTO

Decrecimiento.

Os comento una de mis lecturas favoritas,el libro En defensa del decrecimiento del escritor Carlos Taibo.

Este es un libro que va a servirme de manuscrito de cabecera y al que vuelva de continuo cuando necesite aclarar un poco mi esquema de cómo se debe de entender al mundo y como actuar…aunque ya os adelanto que hay cosas*, pequeñas, que no comparto del todo. Destacar en el mismo las continuas citas a escritores afines tales como Naomi Klein ( No Logo) y Susan George ( El informe Lugano).

Para empezar destacar una cita de Gandhi: “ Encarna tu mismo el cambio que te gustaría ver en el mundo”.

Creo que esta sentencia es prioritaria, puesto que debemos de tomar cartas en el asunto de manera activa y para ello ya podemos empezar con las cosas mas pequeñas….las grandes poco a poco.

Básicamente la situación actual es la siguiente:

Habitamos un mundo en el que el sistema actual, basado en un capitalismo cada vez mas rápido, mas grande y mas global , hace que la situación empiece a ser insostenible, ya que partimos de la máxima de que el mundo es finito y no se puede crecer de manera indefinida.

…….posiblemente a estas alturas hayamos superado ya el pico del petróleo y de la sostenibilidad ( ver concepto de huella ecológica).

El sistema actual se mueve con parámetros económicos que no valoran el medioambiente en su totalidad no teniéndose en cuenta el coste de reposición de un recurso explotado, por poner un ejemplo, en la fabricación de bolsas de plástico no se “repercute” el daño medioambiental que supone que estas acaben en el mar ahogando y contaminando a parte de la cadena alimenticia ( seguramente su coste sería tan alto que acabaríamos sacando el carrito de la compra de tela como se hacía antaño).

De hecho la idea de progreso se asocia ineludiblemente a la del continuo crecimiento con el consiguiente engorde del PIB internacional, curioso es que este indicador incluya como actividad económica, por poner un ejemplo, tanto el traslado de petróleo de un país a otro por mar, su ocasional pero terrible vertido en las costas y su posterior gasto gubernamental en la limpieza del mismo…si en vez de todo esto nos bastara con recoger la energía de nuestro tejado, esta claro que, con mucha menor actividad económica (- PIB) y casi nula agresión al medioambiente, tendríamos el mismo resultado.

Estoy convencido de la afirmación de que no hay sitio en este planeta para 7.000 millones de consumidores, entendidos según los patrones de gasto y despilfarro actuales, por lo que volvemos a la idea de que un cambio es necesario ya. (Obsérvese, a pequeña escala, el caso terrible de lo que hicieron con el medioambiente las tribus que habitaban la isla de Pascua).

Para ello el Decrecimiento es una nueva actitud que básicamente propone reducir la producción y el consumo, apoyándose en la idea del MENOS, esto es, menos energía, menos materias primas, menos trabajo*.

(*) En este último término discrepo porque hemos jodido tanto este planeta que hay demasiadas cosas por hacer…si queremos ser parte activa del cambio poco tiempo libre nos va a quedar.

Bueno, hasta aquí la teoría se defiende bien, pero ahora como pasamos a la práctica?.

Para ello repasaremos los pilares básicos del Decrecimiento que propone este libro, para ello tendremos que:

Reevaluar los valores de nuestra vida para a continuación:

Reducir.

Afirma Henry David Thoreau: “ Un hombre es tanto mas rico cuando mayor es el número de cosas de las cuales puede prescindir”.

Sencillamente haced una lista de las cosas que os puedan sobrar en aspectos tales como el ahorro de energía, de agua, consumo innecesario de bienes, atendiendo algo fundamental que es Simplificar nuestras vidas.

(Pej: Revisar el capricho de un segundo coche nuevo si con una bici o transporte público pudiera bastar, una televisión para cada cuarto de los niños porque solo con la del salón podríais estar toda la familia juntos, la necesidad de un apartamento en la playa porque así podréis cada verano elegir donde queréis ir o bien simplemente acoplaros en el apartamento de vuestros padres )…….esta claro que con la actual crisis muchas cosas ya no son prioritarias.

Reciclar y Reutilizar.

Poder dar un nuevo uso a posesiones materiales que tengamos actualmente ( p.ej: tengo un ordenador antiguo y ahora lo utilizo como disco duro para ver películas en la tele en lugar de tirar algo que funciona y comprarme un equipo multimedia de última generación).

Es importante que todo lo que vayamos a comprar a partir de ahora este contemplado a ser posible desde el punto de vista de poder ser reciclado y ser reutilizado ( a día de hoy están apareciendo productos cuyos envases están  pensados para ser reciclados o reutilizados de manera óptima)..

Respetar.

Hacia el medioambiente, hacia los demás y consigo mismo. En esta categoría entran cuestiones varias como no arrojar basura  a la calle (se incluyen los excrementos de tu perro), recoger la bolsa acasional de plástico que aparece en la playa donde veraneas y por supuesto llamar la atención a quien ensucie ( hay que eco-apostolar…tema delicado!).

…..sin olvidar que consumir comida ecológica es una forma de respetar nuestro cuerpo.

Relacionar.

Fomentar relaciones sociales que no impliquen intercambios reales de capital. Me estoy refiriendo a intercambios de servicios y de bienes mediante trueques ( en países como Alemania e Inglaterra se están creando comunidades con moneda propia basada en este sistema).

Parecido concepto se puede encontrar ya en España donde se están desarrollando grupos de consumo ecológico basados en un sistema cooperativista.

A fin de cuentas se trata de promover una sociedad en la que la calidad pese mas que la cantidad, la cooperación se imponga a la competición y la justicia eco-social arrincone al individualismo radicalizado y al afán de lucro desmesurado.

Creo que el momento para el Decrecimiento podría estar llegando por las siguientes razones:

1-. La crisis actual nos esta “invitando “ a adoptar esta filosofía de vida. En mi opinión dudo mucho que volvamos a niveles de crecimiento – despilfarro de los años del pelotazo inmobiliario español.

2-. Puesto que actualmente no hay crecimiento, no va a haber apenas aumento de empleo en sectores tradicionales ( en sectores emergentes** del tipo renovables es otro cantar), con lo que habrá que buscar fórmulas ya comentadas de intercambios comerciales, además del fomento del Autoconsumo ( p.ej: huerto doméstico).

(**) Estoy totalmente a favor de la creación de empresas con vocación de sostenibilidad.

(p.ej: La creación de una empresa que se dedique a obtener biomasa del desbroce y limpieza de masas forestales para su posterior proceso como Pellets como combustible para calefacción. Esta claro que estos sectores emergentes basados en la sostenibilidad no van a ser tan lucrativos como otros pero esto es lo que hay….).

Donde se priorice la búsqueda, mediante una actividad económica, de un bien al medioambiente y al hombre, por encima del mero interés de la obtención  a corto plazo de beneficios.

3-. En el caso concreto de España, el nivel de infraestructuras y de dotaciones deportivas, educacionales, sanitarias, está ya en muchos casos suficientemente desarrollada y por lo tanto el nivel de realización de estas va  a decrecer.

No se está postulando un cambio radical sino un cambio tranquilo pero constante que haga que la sociedad cambie para mejor. Nuestros gobernantes tienen una misión vital que atender para poder reconducir la situación actual, pero nosotros no nos podemos quedar cruzados de brazos.

¿ Es una utopía?, el tiempo lo dirá, pero estoy convencido de que lo que hemos comentado tiene su lógica y sensatez ¿o no?.

Saludos – Dani.

danielcorbi@csya.net

Responder

*

captcha *